Biden: ¿Capitán, hormiga o remador?

Compartir

El 20 de enero asumió la Presidencia de Estados Unidos Joe Biden. Las expectativas de cambio en torno a los disruptivos cuatro años de Trump han recorrido el mundo entero. Muchos creen que el experimentado demócrata dará un golpe de timón. Otros, más cautos, ponderan las limitaciones y los desafíos heredados como grandes condicionantes de su gestión.

¿Qué influencia tienen los líderes mundiales en el curso de la historia? ¿Son actores determinantes o simples testigos de fuerzas profundas que los anteceden y sobrepasan? Estas preguntas están intrínsecas de manera explícita o implícita en aquellos que estudiamos las dinámicas globales y son abordadas de maneras distintas de acuerdo a preceptos ontológicos, epistemológicos y teóricos. Dicho con la jerga académica: ¿cuál es la relación entre agentes/estructuras o entre la variable individual y la sistémica?

Para aquellos que resaltan el rol determinante de los agentes, las personas que detentan altos cargos de poder son como “Capitanes” de grandes barcos. Tienen la capacidad de orientar y redireccionar el curso de los acontecimientos simplemente con la firmeza de la voluntad. En definitiva, son los individuos quienes deciden y no los Estados.

Por su parte, quienes ponderan los condicionantes sistémicos/estructurales visualizan a los agentes como un conjunto de “hormigas” siendo arrastradas por la fuerza de la corriente. En coyunturas de acumulación de “fuerzas profundas”, estas se llevan puesta la voluntad y el deseo de los líderes.

El reconocido internacionalista estadounidense Joseph Nye ofrece una interpretación superadora de dicha dicotomía. Señala que, en realidad, los líderes más que capitanes u hormigas son “remadores” que tienden a navegar aguas rápidas subidos a gomones (como la práctica del rafting) y con sus remos pueden evitar darse vuelta -ser arrastrados por la corriente- y así llegar al destino deseado. Con dicha metáfora, Nye nos dice que el contexto importa, condiciona pero no determina. También las habilidades y el expertise individual son fundamentales para comprender los cursos por donde va la historia.

La presidencia de Biden estará condicionada por un contexto de aguas extremadamente turbulentas en el plano externo. La crisis global del Covid-19, el regreso de la disputa entre Grandes Poderes, cambios en los patrones de globalización, aumento de la incertidumbre y el riesgo, una transición energética y la crisis del orden internacional liberal. En resumen, un mundo en plena transición del poder (pérdida relativa de Estados Unidos vis a vis otros actores estatales) y signado por la entropía global.

Por su parte, el gomón y los remos que tiene para navegar (fuerzas domésticas) como nunca antes se encuentran averiados y en mal estado. Una crisis económica con efectos aún desconocidos, una insostenible brecha entre Wall Street y Main Street, la consolidación de una alt-right anti-sistémica, una sociedad polarizada y la necesidad de formular un nuevo contrato social democrático.

Ante ese complejo escenario, aparece la gran discusión sobre el veterano remador. Biden tiene mucha experiencia y conocimiento sobre un tipo de aguas (vigencia de la denominada pax americana) y un tipo de bote (una economía, una política y una sociedad norteamericana) que ya no existen más. Todo líder se forja en aguas turbulentas y muchas veces desconocidas, sino habría que preguntarle a Franklin Delano Roosevelt. Cabe recordar que el liderazgo de Biden ha sido aceptado con un sesgo de desconfianza y resignación entre los Demócratas y su victoria electoral obedeció más a un voto anti-Trump que a un voto pro-Biden. ¿Podrá el nuevo Presidente estadounidense domar los furiosos rápidos y llevar el gomón hacia plácidas y tranquilas aguas? De ser así, la historia, que suele romantizar, lo inmortalizará como un extraordinario Gran Capitán (Roosevelt). De fracasar en la compleja empresa, su administración correrá el riesgo de ser recordada, como es el caso de Jimmy Carter, como una hormiga arrastrada por la fuerte corriente.


Compartir

Esteban Actis

Doctor en Relaciones Internacionales. Docente e Investigador de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario. Co-autor del libro La Disputa por el Poder Global: China contra Estados Unidos en la crisis de la pandemia (Capital Intelectual, 2020).

Compartí:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Articulos relacionados

narrativa
Política

Una narrativa para el futuro de Argentina

Compartir

Argentina supo tener narrativas que contribuyeron a nuestro progreso material y cultural. Sin embargo, hoy nuestro país está atrapado en tres tipos de narrativas que, lejos de empujarnos al progreso, nos estancan en una maraña de obstáculos que dificultan nuestro desarrollo.


Compartir
Leer Más»
narrativa
Política

Una narrativa para el futuro de Argentina

Compartir

Argentina supo tener narrativas que contribuyeron a nuestro progreso material y cultural. Sin embargo, hoy nuestro país está atrapado en tres tipos de narrativas que, lejos de empujarnos al progreso, nos estancan en una maraña de obstáculos que dificultan nuestro desarrollo.


Compartir
Leer Más»
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram